Saltar al contenido →

Categoría: microrrelato

Eclipse

Tengo espejos en casa en los ya veo su cara, y baldosas que salto para no pisar su sombra. Hay una toalla sin iniciales pero con los bordes ensuavecidos por su piel. Estoy en fase de cuarto menguante pero veo su luna llena acercándose por el pasillo y deseo tener un eclipse con satélites haciéndonos el coro. Hay galaxias que nos están esperando para repoblarlas y aún no tenemos cohete con el que escapar. Yo pongo las tuercas, usted solo mande señales

Deja un comentario

Pizzas

He encargado unas pizzas familiares para dentro de unos meses, cuando nos hayamos devorado con las manos y los ojos y nuestra boca solo reconozca nuestros sabores. Como no le he preguntado sus ingredientes favoritos improvisarán con los que empiecen por nuestras iniciales que deberemos dejar grabadas en la arena. La playa aún no la he decidido me conformo con cualquiera que rompan las olas con el color de sus ojos.

Deja un comentario

Provocaciones

Quiero pensar que ya la conocía, pero que no había hecho caso a la suave brisa que genera. Quiero consolarme pensando en el bendito desorden que ha provocado y que aún está abierta la caja de Pandora.

Quiero creerme que si hoy ha llovido ha sido debido al contraste del día gris y de la intensidad de su mirada.

Quiero escribirle más cosas, y necesito más provocaciones.


Deja un comentario

Danzar

Confiese, señora, que ha roto corazones con su mirada. Que hasta la primavera le pide permiso para aparecer, que hay jardines que sólo usted puede contemplar. Confiese, hoy que andamos confinados, que usted es capaz de ver a través de las paredes y verme escribiendo esto mientras miro sus fotografías. Confiese que, si me dejo llevar, me enseñará lo dulce que es verla danzar.

Deja un comentario

Truenos

Señora, sus mensajes han conseguido que se hayan puesto en cuarentena hasta los bancos del parque para que no se sienten ni las palomas. Irrumpir así en la vida de los mortales puede estar penado con la pleitesía de por vida. Usted, que probablemente lo vea todo de color verde, no se da cuenta, pero ha abierto el grifo de los verbos que solo se conjugan en plural. Una caja de truenos, bendita, pero una caja de truenos

Deja un comentario

Vergel

Pienso que eres brisa que se convierte en huracán, pincelada breve que se transforma en cuadro barroco y nota musical que deriva en sinfonía. Creo que eres diminuta flor de jardín que al abrirse se muestra como el más bello vergel.

Deja un comentario

Añoro

Añoro las mañanas que no has despertado en mi almohada, los paseos que no hemos dado cogidos de la mano, las charlas que no hemos tenido sentados en la hierba, los lugares que no nos conocen todavía, las olas que no hemos roto con los pies, las puestas de sol que aún no han nacido.

Echo de menos tener más recuerdos.

Deja un comentario

Perfume

Mi casa huele a ti

Mi cama huele a nosotros

Tu hueles a mí

Yo huelo a tus risas

Nosotros somos el perfume

Deja un comentario

Necesitaré

Necesitaré ver tus ojos brillar de nuevo como cuando, apoyada en la pared, nos dejamos llevar por la pasión. Iluminaste cien selvas tenebrosas con tus suspiros, llenaste lagos en sequía con tus besos. Y yo abandoné el planeta diez veces arrastrado por tus caricias para luego volver a sentirte tan cerca como pude.

Deja un comentario

Astronauta

Eres transparente, 

tu piel es delicada 

y está llena de estrellas. 

Hay un universo en tus poros, 

hay planetas en tus ojos.

Sería un astronauta

solo por explorar 

la galaxia de tu cuerpo.

Deja un comentario