Coleta

Tres horas me ha costado afinarle el piano a la escala cromática de su coleta, ya se empezaban a quejar los vecinos por el do sostenido en clave de media melena. Ahora todas las notas reposan en silencio esperando que no haya decidido cambiar su aspecto.

No he podido verla cuando salió de casa, y he tenido que improvisar el color de la partitura, supongo que cuando se miren fijamente la música empezará a sonar en un solo tono.

Yo me apartaré a la esquina y dejaré de escribirle hasta que alguien aplauda.

Spoiler

Preparé una fiesta para dos espectadores, traje la arena que no pisó en su último paseo a la orilla de la luna, compuse la canción que sonaba la tarde que nos acercaremos al horizonte de nuestros sucesos, escribí con tinta indeleble versos en su rodilla mientras acariciaba los recuerdos, y de repente explotó la primavera con su presencia. No percibo ya si es un spoiler o un deseo, pero ansío que deje de ser el episodio piloto de la serie que debemos protagonizar.


Big Bang

Sentí su mirada clavándome como un pelele. Usted lanzando dardos irisados desde sus ojos en blanco y negro, yo paralizado contra el estucado. Se percató hasta el bedel que siempre duerme.

No obtendré vehemente respuesta, lo asumo. Pero al menos no cierre su mirada salvo causa mayor.

Andamos escasos de big bangs 

Deshoras

Pasaron seguidos tres coches azules

será que sonríes cuando anochece

tenemos pendiente un cine a deshoras

y desayunar cerveza en la cama

debería escribirte todas las mañanas

hacerte la compra, pintar tus ventanas

y me paso las horas soñando tu cara

pensando que sabes que esto no acaba

mientras celebremos nuestra primavera

Bucle

He venido del concierto al que usted no vino. Conspiraron contra su sitio, pero lo supe mantener hábil para su presencia. Han quedado la marca de sus bailarinas, el sudor no derramado y los gritos de los bises, en la taquilla de la entrada. Tengo el ticket de sus cervezas y la mano abierta por si sus dedos.

Ha habido noches que me he encontrado más solo, pero habrá noches que inventaremos en bucle hasta que se materialicen.

Riffs

Hay riffs de guitarra que me recuerdan la sombrilla que forman sus pestañas. Largos y cadenciosos, deseando que no terminen. Imagino una caída de sus ojos como siete minutos de melodía final. Hasta un guitarrista ciego se inspiraría si usted le mirase, redefiniendo el blues.