Saltar al contenido →

Eclipse

Tengo espejos en casa en los ya veo su cara, y baldosas que salto para no pisar su sombra. Hay una toalla sin iniciales pero con los bordes ensuavecidos por su piel. Estoy en fase de cuarto menguante pero veo su luna llena acercándose por el pasillo y deseo tener un eclipse con satélites haciéndonos el coro. Hay galaxias que nos están esperando para repoblarlas y aún no tenemos cohete con el que escapar. Yo pongo las tuercas, usted solo mande señales

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 5 / 5. Votos: 1

No se han registrado aún votos.

Publicado en #1minuto microrrelato poemas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *