Saltar al contenido →

Amartes

Algún día, si me lo permite, le complicaré la vida. Volveré a amasarle la semana para que empiece en besábado y termine en caramelunes. Tendremos al menos tres amartes y será domingo el resto de días porque programaremos vermús que se solapen.

Ahora ya no sé en qué día vivo, pero me adapto a su agenda, soy de calendario fácil.


Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en #1minuto microrrelato poemas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *