Saltar al contenido →

Pedestal

Y ahí le pongo el pedestal. Dicen que molesta a las palomas, yo prefiero que vayan a escuchar jazz a otro sitio. Hoy no he sabido nuevas y he tenido que pintar las paredes del color de su película favorita. Encontré otro bar en el que besarnos, y está lleno de espejos. No se extrañe si el pedestal no está cuando usted vuelva, será que lo convertí en poema.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 5 / 5. Votos: 1

No se han registrado aún votos.

Publicado en #1minuto microrrelato poemas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *