Correligionarios

Me guardaré el secreto de lo que veo en usted. Yo, que veo en sus ojos profundidades incoloras devoradas por su mirada, debo haber desarrollado un séptimo sentido que me hace verla necesaria por cosas que nadie imagina, Si todo lo que posee fuera visible, tendría correligionarios adictos a su presencia. 

Yo fundé su club de fans, y cerraré las inscripciones cuando lea esto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *