Casualidad

No le extrañe si me precipito en su calendario. Revuelvo los lunes con salsa de fin de semana y las tortitas me salen con sabor a abrazo de madrugada. Si los jueves desfallezco, recuerdo que me descubrió a Baltasar Gracián y encargo pizzas para todos los vecinos. No creo que usted sea una casualidad, casualidad sería que estuviese leyendo esto y sonriese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *