Pautado

Que lástima que no pase más a menudo por estas ventanas, yo que le he compuesto versos de jazz en las cortinas que solo se ven desde dentro. La invitaría a verlos a la luz de un saxo, y a bailarlos separados por una solfea. Si algún día quiere, solo tiene que traer papel pautado, ya improvisaremos el resto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *