Siete

Hoy rescaté el poema siete de la colección que le dediqué a su retrato, lo he retocado, volteado y desordenado pero sigue mirándome a los ojos. Yo puedo jugar con las palabras, pero usted hace magia con la mirada. Así no es de extrañar que componga a esta velocidad aunque usted solo mire de pasada estos versos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *