Saltar al contenido →

Locuras

Tengo la plantilla mágica de hacer locuras, esa que se debe superponer a otra y formar un nombre para que se cumplan. Yo he pedido un viernes extra para cuando regrese. Un viernes que el resto de humanos no verá porque su algoritmo está oxidado. Si tiene su plantilla probamos, tenemos veinticuatro horas para llamarnos como queramos, hasta que no nos quede ninguna locura qué hacer.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato poemas Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *