Saltar al contenido →

Tardé en encontrar el color apropiado

Tardé en encontrar el color apropiado, lo habían secuestrado las mujeres con delantal que seducen al sereno. Querían pintarle todas las casas iguales para confundirlo. Ya había pintado mesas, sillas y baldosas. Y me aparece irradiando Sol a primera hora de la mañana. Vamos a tener que ponernos de acuerdo, señora, yo puedo solicitar nubes de primera hora y así relucirá más, pero usted avise en las playas que solo van a encontrar agua y arena.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato poemas Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *