Saltar al contenido →

Cuando le entregue el libro

Cuando le entregue el libro vamos a tener que disimular. Yo no podré reconocer públicamente que está dedicado a usted, y usted tendrá que leerlo en voz baja para que yo la oiga. Se lo dedicaré con juegos de palabras; se lo escribiré, si me lo pide, en su espalda. No lo tengo memorizado, solo tengo que imaginarla. Tendría para tres libros más, solo con su mirada.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *