Saltar al contenido →

Y…

Y desnudarte, y volverte a vestir para desearte. Y beber tus placeres como agua fresca, y delimitar tus zonas con mi lengua, y hacer un mapa de tus gemidos, y un plano de tus sudores. Y besar donde se oculte la sombra de tus valles, y volver a besar para que florezcan. Y verte a oscuras, pero tocarte para que amanezcas desnuda, y hacer que olvides tu nombre para poderte llamar despacio y sin prisas. Y desearte, y hacer que me beses donde guarde tus mejores recuerdos.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato poemas Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *