Saltar al contenido →

En su ausencia

En su ausencia, me dispuse a pintarla pero su recuerdo en blanco y negro es insuperable. En blanco las sombras. En negro las molduras a las que aferrarse. Las aristas no las percibo y son innombrables. Nunca fui bueno con el carboncillo, señora, así que no la pintaré, no desperdiciaré pinceles en algo que no podré transmitir al lienzo. Ya encargué sábanas negras, ya reservé nieve para agosto, ya teñiré de gris las paredes por las que pasemos.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato poemas Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *