Saltar al contenido →

Me compré ese reloj

Me compré ese reloj que se para cuando te marchas y se pone en hora cuando regresas. He observado que incluso las manecillas marchan al revés cuando lo miro fijamente. Me pregunto cómo se comportará esta noche que has decidido quedarte a dormir y van a cambiar la hora. A lo mejor generamos un agujero de espacio tiempo. Por si acaso, te despertaré a las tres y te mantendré despierta una hora. Si cuando amanece estás aún entre mis sábanas, echaré las persianas hasta la primavera

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato poemas Relato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *