Saltar al contenido →

No sirvió de nada

No sirvió de nada que contratase a la banda de las madrugadas porque siempre te levantas tarde, ni que llenase tu buzón de poemas sin rima porque sales y entras por el garaje. No tenía que haber pintado tu balcón de los colores de tu bufanda favorita porque solo se ven cuando refleja el sol a la hora que tu paseas tu vestido corto. Me habían advertido que no serviría de nada dedicarte canciones por la radio porque en tu casa solo escuchas crecer las flores de tus macetas. Y tus vecinos ya sabían que cuando llegas tarde a casa prefieres ir a oscuras por tu pasillo y no verías las fotos que me hice mientras soñaba contigo.
Pero que quieres, un día de estos acertaré con la canción que te compondré y cantaré mientras te asomas al balcón y cuando bajes verás esta nota en tu buzón, y tendrás que salir a pasear conmigo para escuchar a la banda de las madrugadas que cantarán mis poemas en forma de fotos.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *