Saltar al contenido →

No hay nada comparable a bailar con tus ojos

No hay nada comparable a bailar con tus ojos, Aunque no te hayas dado cuenta, siempre bailo con ellos. Como diría Elton John, he olvidado si son verdes o azules, o quizás no, porque se que son color almendra, pero si no me marcan el compás ni se bailar, ni se respirar. Y a veces bailo sin verlos, pero es casi mejor imaginarlos. Ya los soñaba antes de tenerlos a dos centímetros de mí, como no voy a dibujarlos en mi mente si los he disfrutado tan cerca que podía tocarlos con el aliento. Y ahora que los siento lejos, son más deseables, porque creo que miran perdidos y solo yo sé guiarlos.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato Uncategorized

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *