Saltar al contenido →

Navidad -1

No va a ser una Navidad como acostumbrábamos, señora. No verteré el champán en su cuerpo el día de Nochebuena, y no habrá pasteles de ternura a la mañana siguiente para desayunar. Las velas de nochevieja no podrán ser de mantequilla, ni la comida de Año Nuevo los restos de besos que nos dejamos tras las uvas. Ni habrá regalos bajo las sábanas. Pero al menos espero que al llegar Reyes tengamos el regalo de nuestro abrazo. Eso si, señora, usted decidirá si lo hacemos vestidos, o como antes.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato Uncategorized

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.