Saltar al contenido →

Ahora que no soy nada (tuyo), tengo todo (tuyo)

Ahora que no soy nada (tuyo), tengo todo (tuyo). Porque tengo un álbum ficticio que no se puede abrir ni cerrar donde están todos los recuerdos, y un frasco de perfume vacío, lleno de tu aroma. También tengo un pasillo lleno de tus idas y venidas, y una cama con las sábanas sin cambiar. Un vaso que no consigo vaciar de tu bebida preferida y hasta el polvo de los muebles que quito y vuelve a aparecer con tu huella. Ha aparecido una señal en la mampara del baño con la forma de tu espalda y ni el agua la puede mojar, y la toalla siempre está húmeda. Los vecinos dicen que te han visto todos los días llegar sin abrir la puerta, y el cartero trae cartas vacías para tí. La luna sale siempre por la ventana de tu cuarto y el sol no aparece hasta que suena tu despertador. Todo esto que tengo (tuyo) no me vale, porque no soy nada (tuyo)

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato Uncategorized

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *