Saltar al contenido →

Fumábamos como locos

Fumábamos como locos, como si se fuese a acabar el mundo y no nos importase morir por su efecto. Todas la tardes acudíamos a aquel antro, pedíamos unas cervezas importadas y nos metíamos en la habitación que estaba llena de cojines.

No teníamos control sobre las horas que pasaban, ni de quien entraba y salía de aquella habitación. Solo sabíamos que cuando iban a cerrar, el dueño venía y nos abría las ventanas. La luz de la madrugada nos despertaba del letargo de tanto alcohol y marihuana.

Entonces íbamos a casa, y escribíamos en un cuaderno los relatos que nos imaginábamos mientras estábamos colgados. Y los publicábamos en el blog.

Y volvíamos a empezar.

No recuerdo ni cuando parábamos a comer.

Agradecería tu puntuación

Haz clic en las estrellas

Media de puntos 0 / 5. Votos: 0

No se han registrado aún votos.

Publicado en microrrelato Uncategorized

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *